COMUNICADO

 

Santiago, 12 de marzo de 2019

COMUNICADO

 

Luego de leer atentamente la entrevista a nuestro presidente Sebastián Piñera, comprendemos que es posible que durante su infancia haya tenido una experiencia personal compleja debido a los tics que ha presentado durante toda su vida, siendo posiblemente víctima de lo que hoy en día se entiende como maltrato infantil. Sin embargo, como Fundación Amigos del Tourette Chile, tenemos la firme convicción de que el Presidente de la República, como figura pública que presenta tics, tiene el deber ético de representar positivamente a las personas que tienen condiciones similares, como el “Trastorno de Tics” y el “Síndrome de Tourette”;  destacando los avances de los tratamientos actuales que, con un diagnóstico adecuado, permiten mejorar de forma importante la calidad de vida de quienes presentan estos diagnósticos y cuyos resultados se encuentran ampliamente documentados en la literatura clínica internacional.

 

En la entrevista, publicada por el diario La Tercera, el presidente indica que “Hoy a los niños los mandan al psicólogo, sobrediagnosticados, les dan todo tipo de medicamentos. En mis tiempos una patada en el traste era el mejor y santo remedio, y además gratis”, dichos que no solo invalidan los tratamientos actuales y promueven la normalización de la violencia y la discriminación de los niños que presentan este tipo de síndromes y trastornos, sino que además promueven el maltrato infantil como una acción válida para lograr controlar los tics. Como Fundación, consideramos que estas declaraciones constituyen un error grave respecto de los derechos de las personas con este síndrome y vemos la necesidad de desmentir los mitos que las declaraciones del presidente favorecen:

 

  • Respecto del Síndrome de Tourette: esta es una condición que se encuentra ligada al desarrollo de niños y niñas, en el que presentan Tics variados desde la infancia y pueden durar durante toda la vida. Suele también encontrarse asociado a diagnósticos como: Déficit atencional con hiperactividad, Trastorno Obsesivo Compulsivo, entre otros, todos los cuales responden de forma positiva al ser tratados de forma adecuada.
  • Los tics son movimientos de carácter involuntario que, si bien pueden ser reprimidos temporalmente por las personas, ello genera malestar posterior debido a la experiencia de aumento de tics cuando ya no es necesario controlarlos.
  • Las acciones de maltrato o violencia hacia los niños que presentan tics agravan los síntomas y no deben ser nunca utilizados para su control.
  • Los tratamientos médicos y psicológicos, mediante un buen diagnóstico y una atención ética y centrada la persona, tienen efectos positivos en la sintomatología tanto de los Trastornos de Tics como en el Síndrome de Tourette.

 

 

Finalmente queremos recalcar que consideramos que toda acción de burla, discriminación o maltrato hacia las personas que presentan Síndrome de Tourette afrenta de forma directa contra sus derechos como seres humanos y debiesen ser rechazadas por el Estado y todos sus representantes.

 

 

         Andrea Pizarro Vergara

         Presidenta Fundación Amigos del Tourette Chile